La medicina actual

La medicina actual

noviembre 15, 2018 Off By

De 1953 en que me recibí, al 2018 en que vivimos, la medicina ha evolucionado enormemente. De 60 años, o un poco menos el promedio de vida en 1953 ha pasado a los 75 y encontramos seres humanos con 90, o más años. Todo ello se debe a vacunas, medicamentos, intervenciones quirúrgicas, advenimiento de la cirugía laparoscópica (cirugía ambulatoria), mejores y más sanos alimentos vitaminas y minerales.
En todo ello existen acciones extraordinarias, verdaderamente increíbles, los equipos médicos de diagnóstico pasaron de los rayos X a las tomografías, resonancia magnética, el Pep que escudriña todo el cuerpo en busca de restos cancerígenos, todas las especialidades han mejorado y cuentan con recursos para diagnóstico y tratamiento maravillosos
Quién imaginaria los trasplantes actuales, ya se juega con el corazón y se cambian vasos sanguíneos obstruidos o se reimplanta. Los cirujanos pasan horas y más horas trabajando gracias a los adelantos en la anestesia. El ultrasonido es un estudio cotidiano auxiliar en diagnósticos y cirugías, la endoscopía nos lleva a ver en situ los problemas a tratar, existen aparatos para observa la mayor parte del ser humano.
Quién diría que se podría operar la retina y tratar su desprendimiento que anteriormente dejaba ese ojo ciego, y que existiría un tubito de pequeño calibre, flexible y con una camarita que lleva la imagen a una pantalla viéndose la retro cavidad ocular y aplicarle inyecciones aparte de manipularla.
Las arterias y venas se destapan de sus obstrucciones ateroescleróticas, como un fontanero va a tu casa a destapar el drenaje. La columna vertebral se operaba en forma muy cruenta, enormes heridas, sostenimiento con varillas a cada lado unidas por otras transversales y sostenidas con tornillos, aquellas personas no volverían a agacharse ni para tender una cama.
Ahora por una pequeña incisión se introduce un catéter que se inserta en la herniación, se le da radiofrecuencias, la úlcera al calentarse se va reduciendo y se acaba el dolor y la incapacidad. Hay deportistas de alto rendimiento que posterior al tratamiento vuelven a su labor.
La cirugía ósea, existen cultivos de cartílago que pueden reponer el desgastado, los trasplantes de órganos son cosa de cada día, existiendo cada vez trasplantólogos calificados y lo que hace falta son órganos para hacerlos, da gusto ver que en nuestro Estado, como los otros de nuestro país ya existen centro calificados para ello.
El Centro de Especialidades del Bajío es uno de ellos y los más agradable es que no les cuesta, o gastan poco los enfermos que atienden que los más son del Seguro Popular.
Anteriormente una persona de edad corría el grave riesgo de una intervención quirúrgica, ahora soy testigo cuando a un paciente de 83 años se le tiene 4 horas en cirugía, se le atiende en un sólo acto quirúrgico 9 diferentes problemas, y a los 4 días posteriores está en su casa caminando casi como si no hubiera pasado nada, y esa persona soy yo.
En 2013 entré a cirugía a las 10 de la mañana y para las 14 hrs, se me habían separado adherencias (lo que se pudo) de otra operación, esta si muy traumática, en el año de 1988, lo que hizo tardado el acto.
Después se me quita una vesícula fibrosa que ocasionaba unos dolores intensos posterior a las comidas, se siguió con las hernias, inguinal izquierda, inguinal derecha y supra umbilical, y para coronar el acto el cirujano se pasa a la transcavidad abdominal y quita 4 quistes renales. Todo ello con cirugía laparoscópica, entrando por dos pequeñas incisiones que en la actualidad no se notan.
A las 96 Hrs. estaba en mi casa, subiendo las escaleras sin mayor problema, a los 8 días posteriores regrese a mi caminata matinal acostumbrada. Al cirujano le hacen un reconocimiento en el hospital donde trabaja, pocos tienen la habilidad de ese profesionista gracias al cual he llegado a los 90 años, para que me hicieran eso tuve que firmar varios papeles, autorizando la cirugía, la anestesia y transfusiones de ser necesarias.
Las cirugías cerebrales son el pan de cada día, los equipos para dar radiaciones a órganos cancerosos con la radiación dirigida nada más al objetivo para no dañar tejidos sanos. En fin, en 60 años la medicina ha progresado lo que no había hecho en todos los años desde que existe la humanidad, que irán a ver mis bisnietos, sobre todo en los avances de la medicina genética.

Por el Dr. Sergio Arroyo