Veneran memoria de San Juan Bautista De La Salle a siglos de su partida. Celebran 300 años de espíritu lasallista en el mundo

Más de 3000 personas se dieron cita la mañana del domingo 7 de abril en el auditorio Universum Nostrum del Campus Campestre de la Universidad De La Salle Bajío en la ciudad de León, para venerar la memoria de San Juan Bautista De La Salle en una celebración eucarística como parte de las actividades que en el ámbito internacional se realizan por el tricentenario de su fallecimiento.

Juan Bautista De La Salle nació un 30 de abril de 1651 y soñó con transformar el entorno para que los alumnos logren un pleno desarrollo. Su labor y ejemplo lo convirtieron en Patrono de los Educadores, al ser canonizado el 24 de mayo de 1900; ello luego de partir a la Casa del Padre hace ya tres siglos, justo el 7 de abril de 1719.

Es de rememorar que el 15 de noviembre pasado con la visita del Hermano Superior General de los Hermanos de las Escuelas Cristianas Robert Schieler, el lasallismo abajeño se sumó al inicio del año jubilar; mismo que durará hasta el 31 de diciembre del 2019, lo cual fue anunciado por el Papa Francisco el año pasado.

La celebración fue oficiada por el Arzobispo Alfonso Cortés Contreras en un ambiente de fe, fraternidad y servicio; de tal forma que colaboradores, alumnos y egresados de los diferentes planteles del Colegio La Salle León, del Colegio La Salle Peñitas y de los cinco campus de la Universidad De La Salle Bajío compartieron y agradecieron este legado educativo en compañía de sus familias. Es de hacer mención que durante la misa el Coro del Centro Fox entonó canciones como “Vamos cantando al señor”, “Jesús Amigo”, “Estas Aquí”, “Esto que te doy” y “La Estrella Lasallista” como canto de salida.

Durante la plegaria se agradeció por estos 300 años de lasallismo, pidiendo de forma especial por el Hno. Schieler; por su salud y vocación como guía de su comunidad, pidiendo fuerza y sabiduría para continuar con el compromiso de sembrar en cada lasallista las virtudes que los distinguen. También se agradeció por la gran familia de alumnos, colaboradores, docentes y hermanos que forman la Comunidad Lasallista en el Bajío.

El año jubilar ofrece la oportunidad de expresar su fe, a través de acciones concretas en favor de los más necesitados bajo el lema del tricentenario: “Un Corazón, Un Compromiso, Una Vida”.

Hoy en día, la comunidad de La Salle en León marca presencia en la educación de todo el Estado; ofreciendo una oferta educativa integral, para otorgar herramientas necesarias a las nuevas generaciones.

Es así que la educación Lasallista atiende a poco más de 20 mil alumnos de distintos niveles, por ejemplo: el Colegio La Salle Peñitas cuenta con una población de poco más de 1000 estudiantes en preescolar, Primaria, Secundaria y próximamente en preparatoria. Mientras que en los planteles del Colegio La Salle León hay 1822 alumnos desde el nivel preescolar hasta el bachillerato.

A su vez la Universidad De La Salle Bajío cuenta con cinco campus en los que atiende a casi 18 mil alumnos de secundaria, preparatoria, 35 licenciaturas, 82 posgrados y más de 70 programas de educación continua. Además, cuenta con alrededor de 1400 maestros y 800 colaboradores.

De tal forma se muestra como una comunidad educativa sólida, que mira al futuro con optimismo; así, a través de los años se ha consolidado como una alternativa educativa de primer nivel en la formación de profesionistas que inciden en su entorno.

La Salle en León tiene más de 50 años de labor, de manera que su comunidad siente más vivo que nunca el llamado a servir; por lo que celebran internacionalmente juntos y por asociación, 300 años de legado educativo en comunidad.

INDIVISA MANENT, Lo unido permanece: no solo es su lema mundial, también es una elección; viven en comunidad, promueven el espíritu de colaboración en todas sus dimensiones para que permanezca, crezca y trascienda.

Como Lasallistas el unirse a tales celebraciones los acerca en espíritu a quienes hoy están en los otros cuatro continentes con la misma fe, poniendo esperanza sobre la misión encomendada por su fundador Juan Bautista De La Salle.