A 106 años de la creación del Ejército Mexicano

Constituido formalmente el 19 de febrero de 1913, el Ejército Mexicano llega ya 106 años de vida y trayectoria en nuestra nación que se muestra orgullosa de contar con hombres y mujeres con verdadera vocación de servicio para proteger la vida de los millones de habitantes de México.

Conformado actualmente por unos 198 mil 440 efectivos, esta agrupación militar es también la más reconocida y vanagloriada por los habitantes de los 32 estados del país, donde sirven las 24 horas del día, los 365 días del año.
Este 2020 se celebran 106 años de esta institución que vio como en 1950 se decretó el 19 de febrero como el día oficial del Ejército, por el entonces presidente, Miguel Alemán Valdés.

Sin embargo, su existencia, como tal inició en 1913 cuando se decretó la creación del Ejército Mexicano, como una forma de atender la defensa del territorio nacional, incluidos puertos y fronteras marítimas, así como terrestres. Son parte de esta institución, la Marina Armada de México, la Secretaría de Marina y el Ejército Mexicano, todos ellas incluidas en una dependencia federal que conocemos como Secretaría de la Defensa Nacional.

Todos y cada uno de sus integrantes, incluidos los mandos superiores y soldados rasos reconocen al Presidente de la República, como el Comandante Supremo, aunque su principal mando es la Sedena, así como la Secretaría de Marina y la Marina Armada de México.

A lo largo de su existencia ha sido motivo de orgullo y reconocimiento por todos y cada uno de los habitantes en el país, que han visto en su Ejército una institución sólida, confiable y plenamente reconocida como lo más importante de México.

Su inconfundible uniforme, con un tono verde olivo siempre llama la atención de los residentes de cualquier parte de nuestra nación y se les reconoce por brindar apoyo a la población en casos de desastres naturales, donde muchos de ellos han ofertado sus vidas por rescatar y conservar otras.

Se les recuerda lo mismo en los trágicos sismos que han sacudido a nuestro país y causado cientos de miles de muertos, que auxiliando a la población en inundaciones, deslaves y demás fenómenos naturales que han dañado a nuestro México.

Sin embargo, en fechas recientes, por órdenes del Comandante Supremo, que en realidad es el Presidente de la República se le han asignado otras labores y roles, que los especialistas consideran es una clara falta de respeto a su investidura.

En algunos casos están siendo utilizados como simples albañiles, pues pese a que muchos son ingenieros de profesión y otras carreras relacionadas, se les ha asignado la misión de construir el nuevo aeropuerto de San Lucía y también se les ha sacado a las calles para combatir a los grupos de la delincuencia organizada.

No hay lugar del país, en donde su figura y su uniforme no sean reconocidos y los mismo hacen acto de presencia en los más grandes y modernos centros de población, que en los más alejados y marginados. Su organización interna se conforma por zonas y regiones militares, distribuidas a lo largo y ancho del país.

En Guanajuato existe actualmente al XVI zona militar con sede en Irapuato y la región militar que se ubica en la comunidad de Sarabia, entre Salamanca y Celaya.

Todos ellos están a la orden y permanecen acuartelados todo el tiempo que sea necesario y muchos de ellos sacrifican su tiempo con sus familias, por brindar seguridad a las nuestras.

Desde este espacio reconocemos su labor y les hacemos saber que para nosotros son la institución más importante del país, que los reconocemos como una máxima autoridad y que estamos orgullosos de su sacrificio a cambio de nada.

Osvaldo García Ledesma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *