Se estanca programa “Pueblos Mineros” y aumenta pobreza

Puesto en marcha en el año 2012, como parte del Programa de Desarrollo Turístico del Gobierno del Estado, el programa “Pueblos Mineros” ha dejado de ser una “Oportunidad para el Desarrollo Sustentable” de sus miles de habitantes, que han visto como en sus lugares de origen el plan fracasó y con ello aumento la pobreza.

Ubicadas, todas ellas en zonas rurales a un promedio de 20 kilómetros de distancia de la Capital del Estado, comunidades como Santa Rosa, Monte de San Nicolás, La Luz, Sangre de Cristo, Santa Ana, Mexiamora, El Cubo, Peregrina, entre otras no han recibido beneficio alguno y tampoco sus habitantes han podido acceder a las oportunidades del desarrollo sustentable.

En estas poblaciones, unas ubicadas en el distrito minero del Cubo, otras en la zona serrana de Santa Rosa y otras más que se sitúan en las cercanías del Cerro del Cubilete, se carece de fuentes de empleo y oportunidades de educación para adolescentes, jóvenes y adultos.

Las calles de todos estos poblados demuestran que los planes y proyectos de los “Pueblos Mineros” no han contribuido a mejorar su situación, pues apenas un 38 por ciento de ellas están pavimentadas y sólo una tercera parte de la población tiene acceso a servicios como agua potable y luz eléctrica.

Los servicios públicos también son escasos, en comparación con la demanda y el crecimiento de la población, aunque algunos de ellos como el alumbrado público y la seguridad se prestan de manera espontánea e irregular.

Tampoco ha crecido la presencia de turistas en estas demarcaciones, como era el plan inicial de los ”Pueblos Mineros”, que pese a todos siguen siendo de los más pobres en la localidad.

Para los habitantes de estos lugares, la situación que enfrentan cada vez es más complicada, al carecerse de los medios adecuados para acceder a un buen puesto de trabajo o bien buscar la forma de quedarse en sus comunidades de origen.

Y es que, en estos lugares, la única alternativa de empleo lo representan las minas que se ubican en estas poblaciones y no en todas, lo que hace más complicada la vida de miles de familias que pasan sus días entre la pobreza y la marginación.

También es una zona de la ciudad, en donde la migración ya sea a otras ciudades o Estados del país o bien a Estados Unidos registra una de las tasas más altas, con hasta tres de cada diez habitantes que optan por alejarse de su lugar de origen.

Habitantes se sienten solos y desprotegidos

En un recorrido de Semanario Chopper por algunas de estas poblaciones, fue posible constatar cómo las personas se sienten solas y desprotegidas, pese a la pobreza y marginación en que viven.

“Eso de los pueblos mineros ni en Sangre de Cristo que pusieron las momias funcionó, menos iba a funcionar en otros lugares y no sabemos que vayan las autoridades a hacer alguna otra cosa para acá”, dijo Agustín Ramírez, habitante de la Luz.

En estas poblaciones es tan notoria la ausencia de las autoridades que la misma gente ha optado por no esperar nada y entre ellos se han organizado para evitar que la pobreza siga creciendo.

Algunos jóvenes y adultos en edad de trabajar, se han organizado entre ellos y se van a buscar trabajo en las obras ya sea en la ciudad de Guanajuato o cualquiera otra de las vecinas, mientras que otros se van a la mina.

“No hay donde trabajar, con trabajos hay una secundaria o un bachillerato para los muchachos, pero nada más. Muchos terminan y ya no le pueden seguir, pues donde o cómo”, afirmó Luis Cruz, habitante de Santa Rosa.

Entre los habitantes de estas zonas rurales hay una sensación de abandono de parte de las autoridades, lo que los hace sentir solos y desprotegidos ante los actos considerados como delictivos que también han crecido.

“Hay problemas como en todos lados con la inseguridad y no hay operativos, ni vigilancia, menos nos van a hacer una calle o una escuela. De que nos sirve ser pueblos mineros”, aseguró Yolanda Ruiz, una ama de casa.

Lanzan “Estrellas de Guanajuato”

Ante el desolador panorama, autoridades municipales dieron a conocer que ”Pueblos Mineros” desaparece para transformarse en “Estrellas de Guanajuato”, con el cual se espera lograr los resultados que no se alcanzaron.

Fabián Gamba Labastida, titular de Dirección Municipal de Turismo informó que el programa cambia de objetivos y denominación con la intención de lograr llevar mejores oportunidades de desarrollo a esta zona de la Capital del Estado.

Por el momento, se desconoce cuándo se pondrá en marcha, además de los objetivos a corto, mediano y largo plazo, así como los beneficios que se lograrían para los habitantes y la actividad turística.

Osvaldo García Ledesma

shares