Sobreviven después de quedar atrapados en un túnel inundado, tras desprendimiento de glaciar en India

Tras el desprendimiento de un glaciar del Himalaya en la India el día de ayer, una decena de hombres que quedaron atrapados en un túnel tuvieron que luchar para sobrevivir como en una “película de Hollywood”, explicó a AFP uno de ellos.

Varias decenas de obreros trabajaban el domingo en un túnel del complejo hidroeléctrico en el río Dhauliganga, en el estado de Uttarakhand, en el norte de India, cuando de repente una crecida repentina de agua debido al derrumbe de parte del glaciar arrasó el valle, destruyendo puentes y carreteras.

Este lunes, las autoridades confirmaron 18 muertos y al menos 200 desaparecidos.

“Estábamos trabajando en el túnel, a 300 metros de la salida. De repente, escuchamos silbidos y gritos pidiéndonos que saliéramos“.

Rajesh Kumar, sobreviviente

“Al principio pensamos que se trataba de un incendio. Empezamos a correr”, recuerda el hombre de 28 años. “Vislumbrábamos la salida, cuando el agua irrumpió. Era como en una película de Hollywood”.

Kumar y sus compañeros permanecieron cuatro horas en el fondo del túnel anegado, colgados como podían de los andamios, luchando para mantener la cabeza fuera del agua y esquivar los restos de rocas y maderas que traía el agua.

“Estábamos todos bloqueados allí, y no parábamos de decirnos: pase lo que pase, no tenemos que soltar las barras. Gracias a Dios, nuestras manos no cedieron. Creímos que no saldríamos de esta”.

Rajesh Kumar, sobreviviente

Cuando el agua empezó a bajar por el valle, también lo hizo la que estaba en el túnel y poco a poco fue descendiendo. Al final, quedó un lecho de lodo y escombros de más de 1.5 m de altura.

“Escalamos los restos de rocas y fuimos abriéndonos camino hasta la entrada del túnel”, dice. Entonces descubrieron una pequeña apertura.

“Todo lo que sabíamos es que podíamos sentir un poco de aire” que salía. Luego, por fin, vieron la luz exterior, añade.

En ese momento, uno de los hombre pudo captar la señal telefónica y llamó a los servicios de rescate, que pudieron localizarlos y sacarlos de ahí, sanos y salvos.

Todos están bien y sólo tienen heridas leves.

Según las autoridades, el complejo hidroeléctrico estaba en plena actividad el domingo. Decenas de trabajadores de sus dos centrales eléctricas siguen desaparecidos.

“Esta tragedia era imprevisible”, declaró el primer ministro del estado, Trivendra Singh Rawat.

“Si el incidente hubiera ocurrido por la tarde, después del horario laboral, cuando los obreros y trabajadores de las obras y los alrededores ya estaban en sus hogares, la situación no sería tan grave”, agregó.

Las operaciones para desobstruir la cavidad y rescatar a los posibles supervivientes duraron toda la noche, dijo Trivendra Singh Rawat. Perros rastreadores participan en el despliegue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *