Analizan instituciones de educación superior retorno seguro a actividades presenciales

Ante los diversos escenarios y desafíos que plantea la contingencia provocada por el COVID-19, y con base en la tendencia actual de la curva de propagación del virus, el pleno de la Asamblea General de la Comisión Estatal para la Planeación de la Educación Superior, A.C., consideró que no es posible el retorno presencial a las aulas en el mes de junio, y que será necesario establecer protocolos para que, de manera corresponsable, el regreso al desarrollo de las actividades del sector educativo, en modalidad presencial, tenga como prioridad innegociable la salud y la vida de las personas.

Así se acordó en la Primera Sesión Extraordinaria de la Asamblea General de la COEPES, realizada por medio de videoconferencia.

En dicha sesión participó el gobernador del Estado, quien manifestó la necesidad de establecer una fecha de regreso a clases sólo hasta que así lo aconsejen las condiciones de salud. Anunció que en breve presentará un plan de reactivación económica y de reapertura parcial de algunos sectores y reconoció la importancia de las aportaciones de las comunidades académicas de las instituciones de educación superior para hacer frente a esta contingencia en el marco del plan referido.

Por su parte, el secretario de Salud de Guanajuato, Daniel Díaz Martínez, ofreció un panorama de la situación de la pandemia en el Estado y respondió a las inquietudes y consultas de las y los titulares y representantes de las instituciones de educación superior relacionadas con el estado de propagación del COVID-19.

Con respecto a las precauciones a considerar en los espacios educativos, el Secertario de Salud enfatizó la importancia de que el retorno a las actividades se realice de manera escalonada, donde deberá diferirse al final el regreso de los grupos vulnerables.

Por su parte, el presidente de la COEPES, el rector General de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Guerrero Agripino, dijo que las políticas educativas tienen que ir en función de las políticas que el sector salud vaya marcando: “Como instituciones educativas tenemos un doble compromiso. Y uno muy importante es tomar conciencia de que estamos viviendo una situación en la que corresponde privilegiar la vida y la salud de nosotros y de las personas, donde debe prevalecer una enorme empatía social”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *