Se ha apoderado la basura de Barranca y Antigua de Gallos

Vecinos de los callejones de Barranca y Antigua de Gallos ya no saben qué hacer para terminar con el añejo problema que enfrentan en cuanto a la acumulación de basura. Unos le echan la culpa a la autoridad municipal, otros más, aseguran, que son los propios lugareños los causantes de dicho mal.

Comentan que ya tienen varios años sufriendo la presencia de montones de basura, que, aparte de poner en riesgo su salud, dan una pésima imagen a los turistas nacionales e internacionales que utilizan dicha vía para llegar al emblemático callejón del Beso o la zona histórica.

Tras platicar con algunos vecinos, nos comentaron que el servicio de recolección de basura pasa cuando menos cuatro veces al día entre semana y durante el sábado y domingo, lo hace de dos o tres veces.

Sin embargo, la presencia de desechos no se ha podido erradicar debido a que varias personas, en vez de esperar la llegada del camión recolector o del carretón, sacan su basura y la colocan sobre la banqueta.

Agregaron que la problemática se agrava cuando los perros callejeros rompen las bolsas de plástico o de papel en donde se colocan los desechos, los que terminan por regar a lo largo y ancho de la calle en donde son literalmente tirados.

Por cierto, durante dicha plática, fuimos testigos de cómo dos vecinos del lugar, sin ningún dejo de remordimiento salieron de sus hogares  cargando una bolsa llena de basura y, pese a ver que el lugar en donde la colocan ya estaba lleno, la acomodaron arriba de la basura existente.

Cuando esto sucedía, por dicho punto pasó un grupo de jóvenes turistas extranjero quienes después de visitar el callejón del Beso, se dirigieron a la zona histórica con el fin de visitar el teatro Juárez y otros puntos de la ciudad.

Aparte de la mala imagen que ocasiona, con los rayos solares de dichos desechos emanen olores nada agradables, pero lo más preocupante es que durante la actual temporada de lluvia, la basura es arrastrada callejón abajo y ocasionan el taponeo de las alcantarillas.

Las personas con las que platicamos, pidieron que mantuviéramos sus nombres en el anonimato para evitar uno que otro problema, pero recalcaron que la suciedad que priva en el callejón de Barranca, Antigua de Gallos y puntos cercanos, no es un problema del gobierno, sino de los vecinos del lugar.

Antonio Abúndiz Ramírez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *