Campesinos y comerciantes los más afectados por racionamiento de gasolina

Productores del campo y comerciantes de diversos giros aseguraron que el racionamiento de gasolina que ha afectado a las ciudades de Guanajuato y en especial a la Capital, les está generando pérdidas económicas muy fuertes, por lo que algunos han optado por dejar de trabajar y otros por aumentar precios.

El sector más dañado, de acuerdo con los mismos productores del campo ha sido este rubro, pues cientos de campesinos no han podido vender sus productos, los cuales requieren de ser transportados hasta los centros en donde se distribuyen para el consumo popular.

Lo mismo productores de granos, que de semillas, hortalizas, frutas y otros artículos perecederos han registrado severas pérdidas en las últimas dos semanas, donde han dejado de tener los ingresos económicos que requieren para el sostenimiento de sus familias.

En Guanajuato, los productores agropecuarios son originarios de comunidades situadas en la zona sur del municipio, especialmente las más cercanas a Irapuato, como Cañada de Bustos, Capulín de Bustos, San José de Llanos, Cuevas, Cervera, ente otras.

En estos lugares se producen muchos de los alimentos que luego de ser llevados a los mercados y centros de distribución y consumo en la ciudad, llegan hasta la mesa de los miles de hogares de guanajuatenses.

“Pues no hay como salir. No nos podemos mover y muchos de nuestros productos se nos echan a perder y así pues no ganamos nada. Ya son muchos días y no se ve por donde se componga la cosa”, dijo Magdaleno Rivera, un campesino de Capulín de Bustos.

Además, del mal momento que enfrentan por el racionamiento que autoridades federales aplicaron al abasto de los combustibles, las condiciones climáticas también los han perjudicado, concretamente las heladas que desde el pasado mes de noviembre han dañado seriamente las cosechas de granos y hortalizas.

“Está muy difícil ahorita para nosotros. No hay gasolina suficiente para poder mover nuestros productos y luego nos llegaron las heladas con todo y hay mucha cosa que se echó a perder”, afirmó, Jacinto Ramírez de Cañada de Bustos.

Por su parte, propietarios de comercios que tienen como principal ingreso la venta de productos del campo dieron a conocer que lo que más les afecta del racionamiento de gasolina es que no pueden mantener los mismos precios al público.

“Los aumentos que se han dado por esto de la gasolina, nosotros sabemos cómo le hacemos, pero hemos dejado de ganar y no creo que por mucho tiempo podamos seguir con los precios iguales”, expresó Leonor López, una vendedora del mercado Embajadoras.

Todos ellos han pasado por un periodo de incertidumbre y disminución de sus ventas que los tiene obligados a tomar una decisión entre producir más o bien mantener los precios, aunque no obtengan las ganancias necesarias.

Advirtieron que, de continuar esta situación, en menos de 15 días tendrán que aumentar de manera irremediable el costo de sus productos, lo que afectará a los consumidores y su bolsillo.

Osvaldo García Ledesma

shares
Semanario Chopper de Guanajuato