Celebran Guanajuato y España 100 años del natalicio de Eulalio Ferrer

El Museo Iconográfico del Quijote realizó en la ciudad de Guanajuato una celebración simultánea con la alcaldía de Santander en España el 28 de febrero, para conmemorar los 100 años del natalicio de don Eulalio Ferrer; fundador del MIQ quien llegó a México tras el exilio hispano en el siglo pasado que a su vez se desenvolvió en nuestro país como empresario, publicista y mecenas al tiempo de influir en la cultura e identidad de ambas naciones.
Las celebraciones incluyeron la presentación del libro biográfico Eulalio Ferrer, el mecenas desconocido. Episodios de una vida el cual fue escrito por Jorge Vargas Bohórquez y publicado por Ediciones MIQ.

Asimismo, en el museo se develó una placa en la que está plasmado un poema y una carta facsimilar escrita por el mexicano premio nobel de literatura Octavio Paz dedicada a Eulalio Ferrer y cuyo manuscrito original se encuentra en el archivo del Centro de Estudios Cervantinos; también la reproducción de la obra Retrato a Dulcinea del artista visual Marcel Duchamp, que sirvió como inspiración al literato citado para escribir el poema titulado La Dulcinea de Duchamp.

La presentación editorial contó con la participación del Alberto Athié, ex sacerdote y uno de los principales activistas y defensores de los derechos humanos en México con más de 40 años de trayectoria; quien fue consejero ciudadano de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos hasta finales del 2019, tras renunciar al cargo. Participó también el director general del MIQ Onofre Sánchez y como moderadora la coordinadora de Proyectos Culturales del museo Ángela González.

Alberto Athié destacó varias facetas de don Eulalio Ferrer como el ser migrante español quien vivió el exilio republicano después de la Guerra Civil Española; que junto con su familia pasó una tortuosa estancia en un campo de concentración en PortVendres, Francia. Luego de huir de ahí y llegar a México, encontró en éste país que lo acogió sus mayores pasiones y logró convertirse en un exitoso empresario a la vez de filántropo; publicista, escritor, mecenas e impulsor de las artes, literatura y la cultura.

“Nuestra identidad como pueblo mexicano, Eulalio la amó y promovió. Nuestra identidad es muy rica, grande y maravillosa. ¿Por qué tiene que venir alguien de afuera a decirnos lo que somos?, porque tenemos un gran complejo que nos impide ser plenamente y cada vez más lo que somos; expresémonos con libertad”, consideró Athié.

En México, Eulalio Ferrer recuperó la libertad y la esperanza. Por ello al ascender a la cúspide del éxito profesional, quiso retribuir a este país con tres grandes donaciones: El Museo Iconográfico del Quijote donde aportó toda su colección artística; su biblioteca Cervantina que en conjunto forman el Centro de Estudios Cervantinos y el Coloquio Cervantino Internacional, tres tesoros que custodia la ciudad de Guanajuato.

Al respecto, el activista señaló: “Guanajuato es internacional, es el centro del pensamiento y de la cultura cervantina del mundo. Apenas los españoles están redescubriendo al Quijote, aquí gracias a Eulalio tenemos un centro de cultura muy importante. Hace falta darle más reconocimiento a su labor en Guanajuato.”

El libro biográfico narra la influencia que tuvo Eulalio Ferrer en la cultura mexicana a través de su incursión y apoyo en diversas artes como literatura, cine, pintura y escultura por mencionar algunas. Es así como aparecen en su biografía personajes como Mario Moreno Cantinflas, Octavio Paz, José Luis Cuevas, David Alfaro Siqueiros y Carlos Fuentes entre otros que forman parte de nuestra memoria colectiva e identidad como Nación.

Durante la develación de la placa conmemorativa la directora del Instituto Estatal de la Cultura Adriana Camarena quien asistió en representación del gobernador, destacó que don Eulalio fue uno de los principales forjadores de Guanajuato como ciudad cervantina “Más cervantina que Alcalá de Henares” (ciudad natal de Miguel de Cervantes Saavedra, autor de la insigne novela El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha y celebró que se reconozca a Ferrer a través del MIQ pues dejó un gran legado al Estado y al país.

Por otra parte la celebración en la ciudad española de Santander de donde fue oriundo Eulalio Ferrer, estuvo a cargo de su hija Ana Sara Ferrer; quien a su vez es presidenta de la Fundación Cervantina de México A.C, lo cual muestra el impacto internacional de su ilustre progenitor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *