Cumple 56 años la calle Subterránea el 28 de septiembre

La construcción de la calle Miguel Hidalgo comenzó el 9 de septiembre de 1963, siendo concluida en septiembre de 1964. 

Más de medio siglo de vida en que la calle Subterránea se ha constituido en uno de los principales atractivos turísticos de la localidad, y que junto con el Teatro Juárez, el Palacio Legislativo, el mercado Hidalgo, el Museo de las Momias, la Plaza de la Paz, el monumento al Pípila y el Centro Histórico permitieron que la ciudad de Guanajuato fuera designada como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1988.

La construcción de esta calle contribuyó de manera significativa a evitar las catastróficas inundaciones que padeció frecuentemente la ciudad a lo largo de su historia, acción a la cual también se sumaron el túnel de Coajín (que corre subterráneamente de Embajadoras a Pozuelos) en 1908 y el túnel Gustavo Díaz Ordaz (de Dos Ríos al Arroyo de Rocha) en 1971.

Por otra parte, la puesta en marcha de dicha vialidad permitió dar salida al tráfico de vehículos que circulaban por el centro de la ciudad, que cada vez se congestionaba más a causa de la escasez de arterias viales y al aumento del parque vehicular en Guanajuato capital.

Todo ello le dio un enorme impulso al sector turístico de la localidad, ya que Guanajuato con la calle Miguel Hidalgo dejó de estar en la lista negra en las agencias de viajes donde se le catalogaba como un lugar que no reunía los requisitos necesarios de limpieza, salubridad e higiene exigidos por las organizaciones nacionales y mundiales de turismo debido a su río pestilente e inmundo que estaba a cielo abierto.

El ingeniero Tiburcio Álvarez Hernández, autor del proyecto de esta importante obra, concibió la idea de hacer una nueva calle sobre el cauce del río Guanajuato, al percatarse de la insuficiencia de vialidades para darle la debida agilidad a la circulación vehicular.

En ese entonces él era director de la Escuela de Minas, cuando realizó entre 1960 y 1961 un levantamiento topográfico a lo largo del cauce del río con la ayuda de estudiantes que daban su servicio social.

En la construcción de la vialidad debió de entubarse el río Guanajuato, para lo cual se extrajo de su cauce una cantidad impresionante de toneladas de piedra, azolve, basura, escombros e inmundicias durante un trayecto de casi 3 kilómetros; la cantidad de ese material se ha estimado en aproximadamente 250 mil metros cúbicos.

Además, debieron ser apuntalados muros y bardas que amenazaban con derrumbarse, afianzar bóvedas que estaban en riesgo de venirse abajo, perforar con barrenos la roca para darle la amplitud necesaria, entubar el río utilizando tubos de gran diámetro y canalizar hacia los mismos las aguas negras de toda la ciudad.

Trabajando en la construcción 350 hombres originarios tanto de la capital del Estado como de otros lugares de la entidad y de la república mexicana, desde el inicio hasta la culminación de las actividades relacionadas con la construcción de la calle Miguel Hidalgo.

Los trabajos dieron inicio el 9 de septiembre de 1963 empezando por el rumbo de El Cantador, y desde la Plaza Allende hasta la esquina de la avenida Juárez y calle 5 de Mayo se instaló tubería de cemento reforzado con capacidad para desalojar más de 30 metros cúbicos por segundo, mientras que de este lugar hasta Los Pastitos fue construido un túnel de cemento armado el cual puede desalojar una cantidad superior a los 22 metros cúbicos por segundo.

La calle subterránea tiene una longitud aproximada de 3 kilómetros con un área de 34 mil 260 metros cuadrados, la cual fue adoquinada con piedra labrada traída de San Luis Potosí y de San Luis de la Paz, a lo que se agregan sus 127 arcos de cantera, algunos de los cuales forman unos verdaderos abanicos.

Antes de las obras de entubamiento la entrada a la ciudad desde el hotel Real de Minas hasta la Plazuela de la Ranas mostraba un panorama deplorable, ya que el río Guanajuato a cielo abierto mostraba todas sus inmundicias y sus riberas eran utilizadas como basurero; aunado a lo anterior había casas hechas con adobe, láminas y cartones, así como talleres mecánicos, pero todo eso cambió radicalmente con el entubamiento del citado río y la construcción de la calle.

Por instrucciones del gobernador Juan José Torres Landa, en los trabajos referentes a la herrería y a la cantería se les asignaron exclusivamente a gente de Guanajuato capital, lo cual no se ha vuelto a repetir hasta el momento.

La tarde del 28 de septiembre de 1964 a las 18:30 horas una fecha de alegría y regocijo para la capital del Estado tras la ceremonia correspondiente a la inauguración oficial de la calle subterránea Miguel Hidalgo, donde estuvieron presentes el presidente Lic. Adolfo López Mateos, el gobernador Lic. Juan José Torres Landa, y el alcalde Ing. Tiburcio Álvarez Hernández.

También se contó con la presencia de funcionarios federales, estatales y municipales, altos jefes militares del Ejército Mexicano, alcaldes de varios municipios de la entidad y periodistas de diversos medios informativos tanto del estado de Guanajuato como de la ciudad de México.

Personas notables de la ciudad de Guanajuato y público en general lanzaban vivas y coreaba frases de agradecimiento a favor de las autoridades de los tres niveles de gobierno por el beneficio recibido.

Enseguida el Lic. Adolfo López Mateos recibió un valioso obsequio de parte del pueblo guanajuatense a través de las autoridades estatales y municipales, consistente en una bandeja de plata pura extraída de las minas de Guanajuato.

Después del acto inaugural el presidente Adolfo López Mateos acompañado del gobernador del presidente municipal a bordo de un automóvil recorrieron toda la calle Miguel Hidalgo.

Detrás de ellos venían diversos conjuntos musicales entonando melodías de carácter popular, entre ellos la Banda de Música del Antiguo Primer Ligero, la Banda de Yerbabuena, la Estudiantina, la Rondalla de la Universidad de Guanajuato y mariachis.

Por su parte los integrantes de la entonces recién formada Rondalla de la Universidad de Guanajuato vestidos de chinacos entonaban diversas melodías en la bajada del Jardín de la Unión donde salieron al encuentro de la columna humana que recorría la recién inaugurada calle subterránea, y tanto los peatones como los vehículos de inmediato hicieron uso de la nueva vialidad.

Como toda importante vialidad existente dentro de la ciudad de Guanajuato, la calle subterránea no está exenta de leyendas, algunas de ellas muy dramáticas y conmovedoras, mientras que otras llenan de nostalgia y tristeza a nuestros corazones.

Haciendo un recorrido por la calle Miguel Hidalgo desde abajo del puente de Tepetapa hasta la Plaza Allende, la leyenda nos dice que apenas entrar al túnel encontraremos que los automovilistas afortunados ven posarse sobre los cristales de sus vehículos una majestuosa mariposa blanca al filo de la media noche.

Y que cambia de color hasta adquirir un hermoso tono dorado cuya misteriosa transformación se percibe a la luz de las farolas que iluminan el lugar; a medida que los automóviles avanzan la mariposa se va desvaneciendo hasta quedar solamente una mancha de oro en polvo.

Quienes han intentado atraparla se van sin lograr su objetivo, puesto que la mariposa se les escurre entre los dedos de las manos. Otra de las historias más conocidas es de unos monjes que franciscanos que se aparecen al filo de la media noche, caminando a lo largo de la calle que parte desde los bajos del Jardín Unión y desaparecen subiendo la escalera que conduce hacia la Plaza del Baratillo.

Un comentario en "Cumple 56 años la calle Subterránea el 28 de septiembre"

  • el septiembre 5, 2021 a las 9:07 pm
    Enlace permanente

    Con que orgullo digo cada que tengo que decir donde nací Guanajuato con mucho énfasis. Yo nací en una casa frente a la fuente delBaratillo, el 21 de Julio de 1928. La historia de la calle subterránea la viví, pero ya viviendo en Leon y algunas fechas y datos las ignoraba. Gracias por recordármelas. Rafael Rionda Sanabria

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *