Depositan una cápsula del tiempo en la Universidad de Guanajuato

Con la finalidad de rendir testimonio para la posteridad de cómo enfrentó la comunidad universitaria las circunstancias que se presentaron durante la pandemia, se depositó una cápsula del tiempo en el exterior del Patio del Antiguo Hospicio Jesuita.

El contenido de la cápsula que permanecerá cerrada 30 años hasta el año 2052, incluye objetos que reflejan los esfuerzos realizados a pesar de la pandemia, algunos elementos de identidad institucional y objetos con valor histórico.

Se depositó un listado de integrantes de la comunidad que fallecieron en el periodo 20202022 a causa de Covid19; imágenes testimoniales de espacios institucionales vacíos; cubrebocas institucionales que se elaboraron para su uso durante la pandemia; un ejemplar del tubo de pruebas diagnósticas en tiempo real que se utiliza en el Laboratorio Universitario de Diagnóstico Molecular de la Universidad de Guanajuato (LUDIMUG); y un listado de personas de la comunidad que participaron en diversas acciones para hacer frente a la pandemia.

La cápsula contiene también una colección de pines representativos de las diversas áreas de la Universidad; un ejemplar del libro Historia del Colegio del Estado; una reproducción de la emblemática escalinata de la UG; una ficha informativa de los datos institucionales (matrícula, programas educativos); el modelo educativo; una copia del Plan de Desarrollo Institucional (PLADI) 20212030; un ejemplar de la Presea 2021 entregada a estudiantes destacado/as; monedas y billetes equivalentes al valor de una inscripción semestral actual; periódicos; así como testimonios videograbados de integrantes de la comunidad, entre otros objetos y documentos digitales.

En el evento, el rector general de la UG, Dr. Luis Felipe Guerrero, reflexionó sobre el impacto de la pandemia en el quehacer institucional, y exhortó a “que estos dos años nos sirvan para valorar y apreciar mejor la vida y sus expresiones más importantes y dejar quizás de lado otras que no merecen tanto la pena. (…) Hoy en esta reunión histórica, nuestras vivencias, nuestras experiencias y nuestros aprendizajes individuales configuren ese gran sentido de comunidad universitaria”.

En su intervención, el director de Infraestructura y Servicios Universitarios, maestro Eloy Juárez Sandoval, explicó el diseño de la iconología, iconografía y semiótica de la cápsula.

La tapa de la cápsula se conforma de dos partes: en la parte superior hay elementos del escudo universitario, como el lema, la antorcha y las abejas. En la parte inferior se plasmó la curvatura inversa o cóncava del coronavirus; cada espiga representa a cada integrante de la Universidad y en grupo representan a la comunidad universitaria unida que lucha para enfrentar la amenaza viral. Las abejas con alas recogidas representan a las abejas que ya no están con nosotros.

Es importante mencionar que, para garantizar la preservación del contenido de la cápsula del tiempo, se contó con la asesoría del equipo de restauración que forma parte de la Coordinación General del Archivo Histórico de la Universidad de Guanajuato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.