Desaparece busto de Chucho Elizarrarás

El busto del inolvidable compositor guanajuatense Jesús Chucho Elizarrarás, ubicado en el interior del jardín del Cantador despareció del lugar donde se encontraba y habría sido robado por personas desconocidas, que también dañaron otros.

La base en donde se ubicaba esta escultura que es también un homenaje permanente a uno de los guanajuatenses que ha trascendido por su obra a la historia, también fue seriamente dañada y las piezas de cantera verde que la adornaban se encuentran fuera de su lugar.

En un recorrido por este jardín que es uno de los pocos espacios urbanos que hay en la zona centro de la ciudad, se pudo constatar que otros bustos y sus bases también han sido dañados de manera intencional.

El busto en honor a Jesús Elizarrarás Farías, el compositor del inolvidable tema Tierra de mis amores, se ubicaba, al igual que otros más, en el interior de este jardín, a un costado de la vialidad que lo recorre en todo su perímetro, en una zona que por las noches carece por completo de vigilancia.

Nacido en 1908 en el barrio de Mexiamora, el compositor ha sido uno de los artistas emblemáticos para agrupaciones musicales propias de la ciudad de Guanajuato, como las estudiantinas y rondallas que han logrado la internacionalización de este tema musical.

Personal de la dirección de servicios públicos municipales que brinda mantenimiento a este espacio urbano informó que el robo de la escultura, hecha a base de bronce habría ocurrido entre los meses de diciembre de 2019 y enero de 2020.

Y es que, por esas fechas, en este lugar se colocan cientos de comerciantes que ofrecen diversos productos a habitantes de la ciudad, relacionados con fechas como la navidad, fin de año y día de reyes.

“El busto despareció en diciembre, cuando en este lugar se instalan los comerciantes. Lo arrancaron con todo y todo y se llevaron”, dijo personal de mantenimiento que pidió no ser identificado.

Los bustos de los personajes guanajuatenses que han logrado trascender por su obra a la historia, fueron colocados en este lugar por iniciativa de la administración 20092012 que encabezó Eduardo Romero.

Entre los personajes ilustres que fueron reconocidos se encuentran además de Elizarrarás, Florencio Antillón, Jorge Ibargüengoitia, José Chávez Morado, Ernesto Brunel, Euquerio Guerrero López, entre otros.

Otros bustos que ha sido dañados de manera intencional son los de Florencio Antillón, al cual le fue arrancada la placa distintiva, también hecha a base de bronce y colocada sobre una base de concreto, cubierta con cantera verde.
“Como no hay vigilancia, hay gente mal intencionada que se aprovecha y viene y hace sus desastres”, afirmó el personal que labora y da mantenimiento a este jardín.

Ubicado en la zona centro de la ciudad, el Jardín del Cantador es un antiguo centro de reunión de personas desde hace cientos de años, además de ser uno de los pocos jardines urbanos, en el centro histórico de Guanajuato y sus alrededores.

Además del espacio dedicado a los ciudadanos guanajuatenses que con sus obras y acciones han logrado trascender a la historia, el jardín es utilizado por cientos de personas para realizar actividades deportivas y de tipo cultural.
En él y los andadores que lo recorren en una circunferencia de 360 grados, a diario cientos de personas practican el atletismo y el ciclismo, además de varios grupos de personas de la tercera edad que realizan actividades recreativas y de esparcimiento.

Rodeado por varios de los asentamientos humanos más populares de la ciudad como Pardo, Libertad, San Cayetano, Consoladero, entre otros sigue siendo uno de los lugares favoritos en la ciudad para la reunión entre personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *