Destrozan “Un Museo Llamado Guanajuato”

Destrozan “Un Museo Llamado Guanajuato”

octubre 30, 2018 Off By

Los tótems que fueron instalados hace cerca de tres años en la zona centro de la ciudad, como parte del programa “Un Museo Llamado Guanajuato” y que formó parte del programa de “Iluminación Escénica de Guanajuato, han sido dañados debido a la falta de trabajos de protección y conservación.

Estos dispositivos, por medio de los cuales autoridades de turismo generaron una nueva opción para enterar a los miles de habitantes de la ciudad, respecto de la historia de algunos de los edificios más antiguos e importantes de la ciudad han sido dañados por el paso del tiempo, así como grafiteados y maltratados de manera intencional.

Salvo el ubicado en el exterior del Teatro Juárez que se encuentra en buenas condiciones generales, el resto como los instalados en la Plaza de la Paz, exteriores del templo de la Compañía, la Basílica de Guanajuato, Universidad de Guanajuato, Templo de San Francisco, Templo de San Diego y el Mercado Hidalgo son los que presentan las condiciones más deterioradas.

Todos ellos han sido dañados o perjudicados de alguna manera, pese a que una importante cantidad de turistas los consultan como una forma de auxiliarse para poder conocer de mejor manera la ciudad.

Aquellos que no han sido dañados por el grafitti o pintarrajeados, lucen deteriorados por el paso del tiempo y la falta de labores de mantenimiento, otros los textos y fotos que contienen han sido arrancados, con lo que muchos turistas no logran orientarse de manera adecuada.

El programa “Un Museo Llamado Guanajuato” fue puesto en marcha durante los primeros meses de la administración municipal 2012-2015 para lo cual se invirtieron cerca de 3 millones de pesos, con la intención de generar una atención más cercana a los turistas que pasean por la zona centro de la ciudad.

El mismo, en su momento contemplo la intención de instalar tabletas y otros mecanismos cibernéticos en estas piezas, para brindar mayor información a los visitantes, sólo que la medida fue  cancelada por temor a los robos y otros daños.

Con el paso el tiempo, también se acentuó el deterioro, sobre todo la falta de un programa de prevención y atención, así como las conductas de personas, especialmente jóvenes quienes los aprovecharon para rayonearlos, colocar algunas figuras de calcomanías o stickers y otros daños.

El aspecto que lucen ahora estos tótems es de abandono y deterioro, el cual se espera sea atendido por las nuevas autoridades municipales y en especial por ser parte del paisaje urbano de la zona centro de la ciudad.

Esta situación se ha acentuado en fechas recientes, por lo que cada día que pasa lucen más maltratados, pues carecen de vigilancia o alguna medida de protección, además de que permanecen a la intemperie y sin protección alguna.

Pese a las condiciones en que se encuentran, los turistas, en especial los extranjeros los siguen utilizando como una forma de orientarse en una ciudad considerada como un destino turístico internacional, donde la señalética es una de mayores complicaciones que enfrenta el turismo.

Por Osvaldo García Ledesma