Invertirán más de dos millones de pesos en la rehabilitación al monumento del Pípila

Inaugurado en el mes de septiembre de 1939, el monumento en honor al minero Juan José De los Reyes Martínez, mejor conocido como El Pípila, será objeto de una atención integral de parte del gobierno municipal de Guanajuato capital.

Los trabajos, en donde se gastarán 2.2 millones de pesos se realizarán en el presente año y todo está en que el Instituto Nacional de Antropología e Historia avale el proyecto correspondiente para que arranquen.

Situado en la parte alta del Cerro de San Miguel, desde donde se puede ver toda la cañada, el monumento que fue labrado en cantera rosa, ya muestra serias afectaciones por el paso del tiempo y por la falta de una adecuada atención.

Así lo reconoció el director de Obras Públicas Municipales, Héctor Javier Morales Ramírez tras indicar que los trabajos consistirán en rehabilitar y limpiar la cantera. Así como sustituir las piezas de cantera que se han caído y atender el interior de dicho monumento.

Agregó que de manera paralela, también se realizarán acciones para mejorar en el mirador que rodea esta obra que fue diseñada y elaborada por Juan Fernando Olaguibel para destacar e inmortalizar la hazaña del humilde minero Juan José De los Reyes Martínez.

El funcionario municipal reiteró que todo está en que la dirección de Sitios y Monumentos del Instituto Nacional de Antropología e Historia –INAH– le dé luz verde al proyecto correspondiente para poner manos a la obra.

Héctor Javier Morales Ramírez reconoció que el paso del tiempo, el clima y la falta de atención, ha facilitado el deterioro del monumento al Pípila, el que aparte de lucir serias afectaciones en su cantera, ya ha perdido varias partes de la misma.

A la vez, dijo desconocer la fecha en que dicho símbolo de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad fue objeto de una atención integral tal y como la que habrá de recibir en breve. Pero agregó que lo más importante es que se tomó en cuenta en el programa de obra pública del 2017.

Antonio Abúndiz Ramírez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *