Piden eliminar paradero en la ex Estación

Tras cumplirse los primeros seis meses del traslado del paradero ubicado en la Plaza Lucio Marmolejo a la ex Estación, usuarios y comerciantes consideraron que es necesario eliminar esta medida y regresar la parada del transporte urbano a su sitio original.

Para los miles de usuarios del transporte público en la ciudad, el principal problema de este espacio es su ubicación, debido a que se encuentra a más de 1 kilómetro de distancia de la zona centro, recorrido que en la mayoría de los casos se hace a píe.

Además de no cumplir con su objetivo de facilitar el acceso de las personas a este sistema de transporte, tampoco se han logrado los otros previstos, como fue el caso de fortalecer la actividad comercial, en una zona de la ciudad que, aunque es muy transitada por personas, carece de vocación comercial.

Proyectado como el espacio para crear en él, la que sería la primera estación de transferencia del transporte público, tampoco se ha cumplido con esta medida y la problemática sigue creciendo.

“Este paradero no creo que le haya servido mucho a la gente porque ahora tiene que caminar más para llegar al centro y tardan más tiempo. Dónde está el beneficio que prometieron”, dijo Roberto Fernández, un operado del transporte público.

En este lugar, las personas esperan por varios minutos el autobús que los lleve a sus destinos, en medio de banquetas y calles que muy poco ofrecen a quienes requieren de adquirir algún alimento a una bebida o cualquier producto.

Tampoco hay presencia de autoridades y sólo un agente de la Dirección de Transporte, Movilidad y Tránsito aparece de manera esporádica o bien alguna patrulla de la policía preventiva que recorre la zona.

“Aquí además de que todo está lejos, no hay comercio. Uno no tiene donde comprar un alimento o un refrigerio. Todos los locales que dijeron que iban a reactivar con el paradero siguen cerrados, no hay un solo abierto”, afirmó Regina Miranda, madre de familia.

De este sitio a diario parten cientos de unidades del transporte urbano que llevan a unos 50 mil usuarios a sus diversos destinos, ubicados en decenas de colonias populares y otro tanto de poblaciones rurales, de la zona sur de la Capital.

“Para la gente, ésta parada del camión no sirve. Mejor que la regresen a donde estaba, ahí se estaba en el centro, no que aquí todo queda bien jejos y luego dijeron que iba a ser una central de transferencia, pero tampoco la han hecho”, aseguró Karina Alvarado, quien vive en la zona sur.

Mientras, el malestar entre la población crece, en el lugar la gente sigue llegado por necesidad y todos tienen que salir más temprano de sus hogares para llegar a sus diferentes destinos.

También, los usuarios hicieron saber que la ubicación de este espacio público les genera conflictos de inseguridad, sobre todo por las noches, debido a la presencia de grupos de personas, especialmente jóvenes que se reúnen en la zona y luego causan molestias.

Además, la zona no cuenta con la iluminación necesaria y la presencia de elementos de seguridad no es la suficiente, lo que ya ha ocasionado agresiones físicas, así como algunos robos y asaltos.

“Ya en las noches, después de las 8:00 se juntan muchas personas, muchachos que luego andan robando y asaltando a la gente que va a espera el camión para irse a su casa. Son de los que viven por aquí cerca”, expresó Luz María Hernández, vecina de Pueblito de Rocha.

Osvaldo García Ledesma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *