Pocos conocen de la existencia de la fuente de la Plaza de Gavira

La fuente ubicada en el lugar conocido como Gavira ha dejado de ser un espacio público, para convertirse en un lugar de propiedad privada y ha sido literalmente secuestrada por un local comercial que sin más se ha apropiado de ella.

La fuente que antes adornaba y daba un toque de originalidad a esta plaza, famosa en la ciudad por la venta de alimentos a precios accesibles, ahora se encuentra rodeada de mesas y sillas, además de que prácticamente ha desparecido a la vista del público y personas que frecuentan en esta zona de la ciudad.

El negocio que se ha “adueñado” de este espacio y bien público también ofrece servicio de alimentos, para ello ha colocado carpas y toldos que también han logrado ocultarla a la vista del público por completo.

Ubicada entre la puerta norte del Mercado Hidalgo y la explanada que la divide de la Plaza Gavira, esta fuente también ha sido olvidada por las autoridades y no se saben sus actuales condiciones, pese a estar a un costado de un emblemático edificio, incluido en catálogo del Patrimonio Cultura de la Humanidad.

De su actual estado de conservación no se sabe nada oficialmente y quienes la ocupan no permiten acercarse para conocer sus actuales condiciones, sencillamente se han apropiado de ella y nadie lo ha podido evitar.

De lejos sólo se puede ver que está hecha a base de cantera rosa, aunque se desconoce si funcionan de manera adecuada los sistemas eléctrico e hidráulico que le dan vida.

Su aspecto es de abandono y deterioro, pero sobre todo de falta de interés de autoridades que una vez han cedido ante las ambiciones de una persona que sin más les quita un espacio de uso común a los miles de habitantes de la ciudad y desde luego a los turistas.

Semanario Chopper recabó las opiniones de algunas de las personas que con frecuencia recorren este espacio; muchos de ellos rechazaron que en aras del comercio se arrebaten los espacios de uso común y otros de plano no sabían de su existencia.

“No sabía que en este lugar hubiera una fuente. Como no se ve y está toda tapada por el puesto de comida, pues ni quien se acuerde de ella”, dijo una sorprendida madre de familia de nombre Alicia Alcalá.

Otros pidieron la intervención de autoridades municipales para recuperar el espacio y aplicar sanciones, sobre todo para evitar que este tipo de afectaciones se presenten en otras zonas de la ciudad.

“Si el negocio tiene permiso está bien, pero si no es así no es justo que se apropien de espacios que son de todos”, afirmó David Saldaña, vecino de la colonia Santa Fe.

Unos más lamentaron que las autoridades cedan ante los grupos de comerciantes que se sienten con el derecho de apropiarse de espacios que son para el uso y disfrute de todos los que habitamos en esta ciudad.

“En Guanajuato los comerciantes hacen lo que quieren, pues tienen algún arreglo con de las autoridades, sino cómo te explicas que se apropien de una fuente, y que nadie les diga nada”, aseguró Luis Rubén Olmos.

shares