Desde hace 20 años siguen esperando regularizar los predios en Presas de Guanajuato

Por Osvaldo García Ledesma

A pocos días para que termine el año, las familias que habitan en Presas de Guanajuato II, se resignaron a esperar otro año para lograr la regularización de los predios en donde habitan desde más de 20 años.

Presas de Guanajuato II se encuentra ubicada en las cercanías del Cerro de la Aldana, donde desde el año dos mil se asentaron las primeras familias, con la esperanza de tener una vida mejor, sin carencias ni necesidades.

Sin embargo, sus esfuerzos se han visto obstruidos por la falta de interés y apoyo de unas cinco administraciones municipales que poco o nada han hecho para apoyarlos en su proceso de regularización.

“Pues ya se fue este 2021 y no pudimos lograr la regularización. Ya tenemos el acercamiento con las autoridades municipales, pero no se ha logrado la consulta pública para que sea la población la que defina si podemos regularizarnos”, dijo René Estrada Marmolejo, presidente del comité de colonos.

Con el documento que contiene el levantamiento topográfico de las 18 hectáreas que conforman esta colonia, René Estrada Marmolejo señaló que ahora sólo esperan el respaldo de las autoridades porque ellos ya cumplieron con su parte.
Explicó que para los cientos de familias que residen en este asentamiento resulta fundamental poder lograr la regularización de los predios que ocupan y que representan su único patrimonio.

Para los hombres, mujeres y niños que viven en este lugar la regularización les ayudaría a contar con mejores condiciones de vida y los servicios públicos necesarios para mejorar su entorno.

La colonia se puede ver sin calles pavimentadas, tampoco cuentan con agua potable ni luz eléctrica en los hogares, el caserío ha crecido entre cerros y lomas que han sido acondicionadas para dar forma a casas que carecen de muchos bienes y satisfactores.

“Ya son más de 20 años de estar buscando regularizarnos y ya hemos avanzado. Ya tenemos el acercamiento con la Dirección de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial para que junto con otras dos colonias seamos los próximos a regularizarnos”. afirmó.

Consideró que el contar con la seguridad jurídica sobre sus bienes, también les va a ocasionar una mejora en su calidad de vida, el contar con servicios públicos.

“Lo que más nos urge es la seguridad y vigilancia, hay mucho ladrón suelto y como no hay policía, nosotros nos defendemos como podemos, pero hay otras cosas que hacen falta como el agua, la luz, los camiones”, aseguró.

Los cientos de familias que dan forma a la colonia Presas de Guanajuato II se enfrentan a condiciones de pobreza que cada día que pasa se vuelven más graves, debido a la falta de servicios públicos que los afecta.

“Todos los trámites y requisitos que nos han pedido los gobiernos municipales los hemos hecho y hasta ahora lo único que hemos obtenido son largas y promesas que no se cumplen”, dijo René Estrada Marmolejo, presidente del comité de vecinos.
En esta colonia, donde las calles son a base de tierra y tienen el trazo que los mismos habitantes han podido hacer, las casas se dispersan entre lomas y cerros por donde la gente tiene que caminar para llegar a casa.
En los hogares no hay servicios como luz eléctrica, agua potable, drenaje, mucho menos servicios públicos como la recolección de basura, la seguridad o la vigilancia para unos 1 mil 600 habitantes.
“Esta gente merece que la atiendan, que le lleven los servicios. Antes todas las casas eran de cartón, pero la gente se ha esforzado y muchos ya tienen sus casitas de tabique o de tabicón de concreto”, afirmó.

René Estrada señaló que la falta de servicios no preocupa a la gente, como si lo hace la falta de seguridad jurídica de un espacio que para ellos representa un patrimonio familiar.

Precisó que las personas saben que viven en medio de limitaciones, algo que no se puede comparar, cuando ya se dispone de un espacio al que se le puede llamar hogar y por el cual están dispuestos a luchar lo que sea necesario.

“Desde 2016 ya existe un levantamiento topográfico que reconocen las autoridades y esa es la parte que a nosotros nos toca, esperamos que las autoridades hagan su parte”, aseguró.

Estrada Marmolejo destacó la labor de los cientos de mujeres que junto con sus esposos han dado forma a este asentamiento, quienes no se rinden, pese a la marginación que enfrentan, en especial la falta de una calle o banquetas para poder llegar a casa.
“De este gobierno ya van tres años y no hemos tenido apoyo. Sabemos que no les interesa mucho apoyarnos para regularizarnos porque para ellos hay otras prioridades, pero nosotros aquí estamos”, expresó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *