Reanuda sus servicios el funicular

Poco a poco, en esta ciudad avanza la nueva normalidad, pese al aumento de los casos de Covid19 y ahora correspondió el turno al funicular panorámico que brinda servicio de transporte a turistas y habitantes de la ciudad desde la zona centro al monumento al Pípila.

Luego de más de dos meses de permanecer sin brindar servicio, desde este miércoles este mecanismo de transporte volvió a reanudar sus actividades, en medio de fuertes de medidas de higiene y seguridad.

“Desde hoy reanudamos el servicio. Lo hacemos con fuertes medidas de seguridad y sanitarias para brindar el servicio que bajó hasta en un 90 por ciento, debido a la contingencia sanitaria”, dijo el propietario, Eduardo Knapp Aguilar.

Explicó que en el plano de la seguridad se han revisado todos los sistemas para brindar un servicio adecuado a los usuarios, además de que el personal que ahí labora también ha sido capacitado.
Mientras que en el aspecto de sanidad se ha dispuesto que sólo viajen 5 personas por recorrido, cuando lo normal es que sean 10, como medida para guardar la sana distancia.

Y en lo que hace a las medidas sanitarias se ha dispuesto la sanitización de las unidades que prestan el servicio, así como el uso de gel anti bacterial, además de que el personal uso cubre bocas y otros implementos de protección personal.

Knapp Aguilar destacó el respaldo de las autoridades para poder volver a prestar este servicio, el cual es usado por turistas y habitantes de la zona del Pípila, barrios y callejones cercanos.
“Las autoridades revisaron las condiciones en general y nos respaldaron para volver a poner a funcionar el funicular y contar con un medio más de transporte”, afirmó.

Y es que este servicio, ha permitido a los habitantes de callejones y barrios cercanos contar con un sistema de transporte para trasladarse de la zona centro a asentamientos como el barrio de San Miguel, Cerro del Gallo, Avenida Guanajuato, Subida de San Miguel y otros puntos localizados en una de las regiones más altas de la ciudad.

El funicular se suma al transporte urbano para prestar servicio público, en especial porque sus tiempos de traslado son muy reducidos y si un camión urbano recorre la distancia que hay desde el centro histórico hasta el monumento al Pípila en unos 25 minutos, el primero lo hace en 5 minutos.

“Por cuestiones sanitarias sólo lo pueden usar 5 personas, tanto de ida, como de regreso, como una forma de prevención por el tema del coronavirus”, aseguró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *