Rechazan capitalinos cambio de paradero del transporte público

Organizaciones de usuarios del transporte urbano en la ciudad convocaron por medio de redes sociales a no acatar las medidas municipales que pretenden cambiar los actuales paraderos de autobuses urbanos, ubicados en la zona centro a la ex estación.

Quienes forman parte de estas organizaciones mostraron su rechazo a la pretensión de las autoridades municipales, por considerar que no buscan una solución integral al problema del transporte urbano en la ciudad y sus cientos de poblaciones rurales.

El grupo “Guanajuato Somos Todos” hizo un llamado para llevar a cabo en estos días una manifestación pacífica en contra de la decisión de las autoridades de trasladar los paraderos ubicados en la Plaza Lucio Marmolejo y la calle de Pardo, hasta la ex Estación.

De acuerdo con el proyecto del gobierno municipal, inicialmente se habló de construir en este lugar una central de transferencia, pero apenas el pasado martes el mismo alcalde, Alejandro Navarro reconoció que sólo será un cambio de lugar de los paraderos.

Al ubicar el nuevo paradero en la ex estación, se pretende que todas las rutas que brindan servicio a colonias y comunidades de la zona sur lleguen al lugar y no entren más a la zona centro, lo que ha generado el rechazo de usuarios.

Para los usuarios, la medida no tiene objeto alguno, pues todos ellos tendrán que caminar desde este lugar hasta sus diversos destinos, el cual se ubica a más o menos 1 kilómetro de distancia de donde se encuentran actualmente los paraderos en funciones.

Quienes a diario usan este medio de transporte, como es el caso de madres y padres de familia que llevan todos los días a sus hijos a escuelas que se ubican en la zona centro, un cambio de paradero no les beneficia en nada.

Lo mismo ocurre en el caso de miles de empleados de negocios particulares que se ubican en el centro histórico, quienes deberán utilizar mayor tiempo para desplazarse y llegar a tiempo a sus centros de trabajo, estudios y hogares.

“Los camiones se van a ir a la ex estación y nos van a dejar más lejos. Vamos a tardar en llegar más tiempo y vamos a gastar más, pues vamos a tener que buscar otro camión que nos deje cerca”, dijo Mireya Rocha, una joven madre de familia que todos los días utiliza el transporte público por lo menos dos veces.

Ella, como la mayor parte de los habitantes de las colonias y comunidades de la zona sur no están conformes con los cambios que se pretenden concretar, por lo pidieron dar marcha atrás a la medida.

Por su parte, el director el transporte, Luis Rivera Almanza consideró adecuadas las medidas que se proponen, sobre todo para evitar los conflictos viales que generan la presencia de decenas de unidades de transporte público en la zona centro.

“Ya hemos aplicado otras medidas, como fue la eliminación de las paradas en la plaza del Ropero y los Ángeles; la gente ha respondido bien y ahora viene lo de la ex Estación”, expresó.

Precisó que, al trasladarse las paradas de la plaza Lucio Marmolejo y la calle de Pardo a la ex Estación, la zona centro de la ciudad dejaría de recibir unos 100 pesados camiones urbanos, todos los días.

Osvaldo García Ledesma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *