Resurge la unidad K-9 de Guanajuato

Resurge la unidad K-9 de Guanajuato

septiembre 7, 2018 Off By

Se puede decir que la policía canina con la que cuenta la Dirección de Seguridad Ciudadana de Guanajuato Capital resurgió de sus cenizas. Durante el mandato del ex edil Luis Gutiérrez Márquez fue condenada a la extinción al mandar a los ocho canes que la integraban a Control Animal.

Cuando todo parecía indicar que la historia del escuadrón canino ya estaba escrita, con el cambio del gobierno, Christian Ortiz Muñiz se hizo cargo de la dirección en mención y rescató del olvido y el desamparo en el vivían sus integrantes y les regresó la alegría de vivir y servir.

Con recursos propios de la Dirección Ciudadana se hablan de cuando menos 100 mil pesos, se le dotó de una atención especial, así como de una sede amplia, limpia y digna, en donde aparte de poder correr, se ejercitan y adiestran diariamente.

Es la comandancia sur en donde la policía canina tiene su hogar, se ponen al día y en forma al mando de seis instructores y compañeros de labores. Asimismo, cuenta con un médico veterinario de cabecera que está al pendiente de sus vacunas y del tratamiento que deben recibir este tipo de canes.

Incluso la fama de este escuadrón canino ya traspasó las fronteras al lograr un tercer y quinto lugar en dos congresos internacionales de adiestramiento que durante el 2017 y 2018 se realizaron en la vecina ciudad de León, y en donde, bajita la mano, se enfrentaron a más de 45 oponentes.

Así lo presume Christian Ortiz Muñiz director de Seguridad Ciudadana, quien dejó en claro que dichos logros no fueron por obra de la casualidad, sino resultado del trabajo, atención y del apoyo económico que se ha destinado para fortalecer al escuadrón canino.

La raza Belga Malinios, con cinco, predomina en este equipo perruno. También se cuentan con elementos de la raza, Pastor Holandés, Dóberman y Rottweiler. Cabe señalar que dichos canes son entrenados en el idioma francés, pero también entienden el español, inglés y hasta el alemán.

Esto, según lo señalado por su comandante Moisés Sánchez Villanueva, quien nos reveló que el adiestramiento diario que reciben sus compañeros, consiste en métodos motivacionales, para evitar dañarlos. Es decir, se busca que los canes realizan las tareas que se les ordenan por gusto propio y convicción.

A la vez, explicó que entre el perro y su entrenador nace un vínculo sentimental muy especial: cuando el entrenador es un hombre y el can una hembra, esta suele responder mejor y viceversa cuando el entrenador es una dama y el perro un macho.

Aparte de detectar todo tipo de enervantes, los integrantes de la patrulla canina también se la rifan en los operativos de prevención que se realizan para inhibir el delito. Su presencia es más que importante en bares y callejones, pues aparte de imponer respeto, en acciones de emergencia o eventualidades, responden de manera inmediata.

El tiempo que se lleva en la capacitación y adiestramiento depende de la mentalidad y estado emocional de cada perro, pues existen ejemplares que en un mes ya aprendieron lo básico, pero existen otros que tardan hasta un año o un poco más, precisó su comandante, Moisés Sánchez Villanueva.

En cuanto a la atención médica y alimentación a la que son sujetos, según su médico de cabecera, debido al trabajo que realizan, deben contar con una atención médica preventiva integral que abarca su vacunación y desparasitación constantes ya que no se pueden dar el lujo de enfermarse.

También son objeto de estudios en materia de biometría hemática y química sanguínea. A la vez, cuentan con una alimentación especial que es alta en grasas y proteínas que le permiten enfrentar con éxito sus actividades diarias, pues no comen cualquier alimento.

Es de mencionar que al frente de la policía canina existen seis elementos que se encuentran al mando de Moisés Sánchez Villanueva y tienen de uno a dos años como integrantes de la policía canina.