Se esfuman sueños para promover y difundir el arte y la cultura

Creado hace poco más de cuatro años, como una alternativa para promover, difundir y arraigar el arte y la cultura entre los habitantes de la zona sur del municipio, el Centro Cultural “Juan Ignacio Torres Landa” ha perdido su atractivo y poco a poco los objetivos para que fue proyectado comienzan a truncarse.

Este espacio, ubicado en el fraccionamiento Lomas de Cervera, concretamente en la colonia Villaseca parece haber entrado en una etapa que lo llevará a su extinción, con sus espacios y salones, así como talleres que cada vez lucen con menos niños y jóvenes interesados en la promoción del arte y la cultura.

Y aunque se siguen impartiendo talleres de teclado, guitarra, danza folclórica, teatro y coro infantil, la presencia de alumnos ha disminuido, con lo cual las proyecciones oficiales de beneficiar con este lugar a unas 8 mil 400 personas parecen truncarse, en medio de la indiferencia y el desinterés.

A decir de los vecinos de este asentamiento y otros cercanos, en este espacio se han mezclado de manera perfecta la falta de capacidad y talento de autoridades y el escaso aprecio que la sociedad tiene por las labores relacionadas con la promoción del arte y la cultura.

“Antes de que se comenzará a construir el centro, la gente pedía e insistía con un centro comunitario y cultural, pero les duro muy poco el interés. Ahora la gente ya no va, menos los muchachos que mejor se la pasan en otras cosas”, dijo Gabriel Segoviano, en padre de familia de esta zona.

En los asentamientos humanos que rodean el Centro Cultural “Juan Ignacio Torres Landa” es notorio que no hay espacios dedicados a la difusión del arte y la cultura y eso que existen en esta zona unas 12 colonias populares ,en donde se estima residen unas 8 mil 500 personas.

También se carece de espacios para el sano esparcimiento y labores de recreación, a lo más que se llega es a contar con canchas de usos múltiples, pero sólo una por colonia, por lo que también son insuficientes para que los niños y jóvenes despierten su interés por este tipo de actividades.

Si bien en la misma zona se ubica la Deportiva “Arnulfo Vázquez”, su estado ocasiona que la gente no la visite con frecuencia, pues sus campos de fútbol lucen deteriorados y desgastados, además de que en su interior se alberga del destacamento del Ejército Mexicano, en la ciudad.

De acuerdo con padres de familia que han inscrito a sus hijos en los talleres que ahora se imparten, cada vez son menos los jóvenes que acuden y muchos maestros han dejado de dar clases, supuestamente porque los han dejado de pagar sus salarios.

Por ahora sólo se mantienen vigentes los talleres de teclado, guitarra, ballet folclórico, teatro y el coro infantil, mientras los 9.4 millones de pesos que se invirtieron en 2014 para su construcción se diluyen entre la falta de interés de la gente y una buena oferta cultural de las autoridades.

La biblioteca, los 4 salones de usos múltiples, los dedicados a tres talleres, la bodega y demás espacios que la dan forma al lugar poco a poco ceden al deterioro, propiciado por la ausencia de niños y jóvenes, que fueron el objetivo del centro cultural, el cual abrió sus puerta un mes de septiembre de 2014.

En la zona, donde se asientan demarcaciones como: Lomas del Padre, Lomas de Cervera, Lomas de Santa Rosa, Lomas de San Francisco, Mártires 22 de abril, Campanario, Villa Santa fe, Balcones de Santa Fe, Manantial, Villaseca, Villas de Guanajuato, entra otros, residen unos 4 mil jóvenes de 12 a 19 años que carecen de espacios suficientes para el sano esparcimiento.

“Es mucha gente la que vive por acá y no es a la gente no le importen las cosas. Hay mucho abandono de las autoridades, hay malos servicios públicos y no se diga de lo demás. El centro cultural sólo sirvió a lo mejor unos dos años, nada más”, afirmó Roberto Durán, residente de Villaseca.

Osvaldo García Ledesma

shares