Se unen vecinos para reducir violencia e inseguridad en barrios y callejones

Guanajuato, Gto. – En la última década, la ciudad de Guanajuato ha tenido que hacer frente a un imprevisto crecimiento de la población, lo que también ha traído consigo el aumento de conductas anti sociales como la violencia e inseguridad, situación que ha obligado a vecinos a organizarse y por medio de comités vecinales lograr la unión social para hacer frente a estos males.

Junto con autoridades municipales, por diversos rumbos de la ciudad se han conformado los comités vecinales para unir a sus habitantes y trabajar en torno a proyectos comunes para mejorar la sana convivencia, respeto y reconocimiento entre vecinos.

Así, se cuenta actualmente con comités de vecinos en callejones y barrios como Angelitos, el Espejo, Calvario, Corazones, Pochote, además de colonias de la zona sur del municipio, como Lomas del Padre, Villaseca, Campanario, las Teresas, entre otros.

En todos estos grupos vecinales se ha logrado unir a sus integrantes para trabajar de manera coordinada en temas para prevenir y atender la violencia e inseguridad que llevado a muchos de ellos a vivir prácticamente aislados.
“Para nosotros los comités vecinales son fundamentales para atender la problemática social a la que se enfrentan y son también el eslabón entre las autoridades y sus habitantes”, dijo Samuel Ugalde García, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Explicó que estos grupos se reúnen por ahora cada mes y se hace a través de medios virtuales, debido a las restricciones impuestas por la pandemia del Covid19 y en ellas exponen sus conflictos y se abordan medios para poder atenderlos y con ello mejorar las condiciones sociales.

En estos lugares se ha detectado en años recientes, un aumento de los actos y conductas consideradas como delictivas y también la necesidad de mejorar los servicios públicos.

El crecimiento poblacional ha coincidido con el deterioro de servicios como la recolección de basura, vigilancia, alumbrado público, entre otros que ha ocasionado que la misma gente deje de ver su espacio natural en donde creció y ha vivido, como un lugar común para todos.

“En todas las zonas de la ciudad en décadas recientes se ha tenido un aumento muy importante de la población, así como de las necesidades de servicios públicos y demás elementos para mejorar la convivencia”, afirmó.

Recientemente, el callejón de Cinco Señores se conformó el nuevo comité de vecinos 20182021 y en él se han integrado a las familias y los niños, como una forma de estrechar los lazos de amistad y fomentar la colaboración y acercamiento, entre ellos.

Todas y cada una de las labores que se realizan tienen como objetivo lograr la unidad y sobre todo devolver la confianza entre las personas, que se ha extraviado por la escalada de violencia e inseguridad que se tiene en la ciudad.

“En los trabajos del proyecto de rescate del tejido social, que iniciamos con este gobierno hemos detectado que la gente ya no está unida, como antes y hay una enorme desconfianza mutua”, aseguró Cecilia Pohls Covarrubias, regidora e impulsora del proyecto de rescate del tejido social.

Este proyecto, como explicó tiene el fin de lograr la reconstrucción y el rescate de las relaciones sociales, principal segmento de las relaciones humanas que se ha visto afectado por la violencia e inseguridad.

Sin embargo, no ha sido fácil debido a la poca disposición y colaboración de grupos y personas que se niegan a ser parte de este proyecto, en especial de quienes se han acostumbrado a obtener beneficio de esta situación. “Hay casos de personas que rechazan todo lo que venga a unir o poner orden, porque prefieren seguir en su campo de acción, que muchas veces implica afectar a los vecinos”, expresó.

En demarcaciones como Barrio Nuevo, San Luisito y Mellado fue donde se echó a andar este proyecto, que en algunos casos ha logrado unir a los vecinos en torno a un programa y en otros ha dado pocos resultados.

La regidora apuntó que una vez más ha quedado claro que toda acción de gobierno debe ser bien entendido y valorada por la población y así obtener los resultados esperados, de lo contrario se ahondan las diferencias y los problemas sociales se tornan más complejos.

Osvaldo García Ledesma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *