El monumento a la Paz: el más entrañable ejemplo de la escultura Porfirista en la Ciudad de Guanajuato

El templo parroquial de Santa Fe –hoy Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato– fue construido en una eminencia de terreno ubicada al norponiente del río, donde  la luz del sol enmarca el monumento de una manera especial. En el predio inmediato inferior se construyo la Plaza Mayor dándole una perspectiva excepcional. Cuando se amplió el viejo camino a Marfil se dio la posibilidad de contar con un espacio que se consideró el “corazón”, o el punto principal de la ciudad.

Construido el Monumento a la Paz en la Fundación Artística Mexicana con el diseño de Jesús F. Contreras, hubo de elegirse para su instalación el lugar central de esa misma Plaza Mayor, en el sitio donde estuvo antes la fuente que para ese efecto fue desplazada a la Plazuela del Baratillo.

El basamento circular obligó a ejecutar algunas nivelaciones sobre el terreno de la plaza, modificaciones que enfatizan la eminencia de la estatua de la mujer que simboliza a la paz, el símbolo porfirista por excelencia.

El costo del monumento ascendió a $27,619.93.

Jesús F. Contreras eligió para el Monumento a la Paz una alegoría plástica  de la Pax Porfiriana, inspirándose  en la obra que Jules Dalao propuso para el Triunfo de la República en Paris.

Remata el monumento una altiva mujer que muestra un seno al descubierto y porta en sus manos algunos ramos de laureles del triunfo. Al mismo tiempo su corona, también de laureles, enmarca su rostro perfecto de orgullosa mirada y soberbia presencia, en tanto que sus ropajes recuerdan las túnicas griegas, y la caída de los lienzos tienen antecedentes en las figuras francesas, alemanas e italianas del neoclásico romanticista.

La impresionante figura de la Paz está sustentada sobre una esfera de mármol que representa al mundo. Es notorio que el medallón con la efigie de Porfirio Díaz fue eliminado. Posiblemente porque al dictador no le gustaba ser representado en monumentos y tal vez por la pequeñez del detalle. De igual forma, el pie de la robusta figura fue modificado del modelo de yeso, para no exponer su apoyo curvo sobre la esfera. Para resolver este defecto visual, Contreras niveló la planta agregando un ramo de laureles, evitando así el aspecto de la sandalia curvada y posada sobre el globo, circunstancia que no fue subsanada en la estatua de la Libertad del Jardín de las Embajadoras y que demerita un poco su calidad estética.

El eje estructural de la esfera se sustenta al verse cubierto de hojas y relieves vegetales para servir de soporte, aprovechándose además ese nivel para la ubicación de dos niños pequeños: el genio que está de pie con delantal de trabajo representa a la industria y como tal coloca a los pies de la Paz los laureles de la victoria. El otro genio sentado y coronado por laureles similares simboliza a la ciencia, ya que en su mano derecha sostiene un libro que representa a la sabiduría, cualidad que es completamente indispensable para la actividad científica. De forma paralela, la base en que se asienta este conjunto es un amplio capitel de mármol blanco, de orden jónico, el que representa amplias curvas espirales que tuvieron su origen en los peinados de las nobles damas atenienses del siglo de Pericles. En el centro están ornamentos con una gran cantidad  de hojas y flores, entre las que destacan margaritas y rosas, así como uvas y espigas; pero también se encuentran frutas como manzanas, peras, duraznos y granadas, símbolos que en la iconografía tradicional representan democracia, sociedad y unión. Este gran capitel es soportado por un segmento de columna colosal que se ornamenta con roleos y collarines. Imagen que representa entre otros atributos la constancia, la fuerza, el juicio, la lógica, la seguridad y la tranquilidad.

Para recibir los vencidos símbolos de la batalla, Contreras dispuso un cuadro ochavado que tiene en el frente a la figura subyugada  de la Guerra, que no sólo está siendo oprimida por la potente composición superior, sino que además en la mano derecha esgrime el puño de una espada que tal vez ha perdido la hoja porque ya terminó de luchar y perdió la contienda ante la victoriosa Pax. La fiereza del yelmo, las calzas y el calzado se complementan con la riqueza del ropaje –falda y capa– y se suavizan en un turgente pecho que puede apreciarse solamente tras una cuidadosa observación. A un mismo tiempo y en la parte posterior de esta imagen puede verse un cañón con una rueda de cureña rota, así como los ejes incompletos de la rueda, y para que el observador no olvide que el monumento es una alegoría de la Paz, en esta cara posterior Contreras puso un nido en el que una paloma –símbolo esencial de la Paz– alimenta a sus pichones.  Más abajo pueden verse todavía en el mármol las inscripciones que dicen en el frente “El Estado de Guanajuato a la Paz”, y en el reverso “Se comenzó en 1895, terminó en 1898. El costo fue de $27,619.00. El proyecto y ejecución fueron del escultor señor Jesús Contreras”.

Finalmente, la base es un promontorio circular cubierto con la cantera verde de los cerros guanajuatenses, material que de esta forma sitúa al monumento en el conexo natural de la región.

En este sentido, y como ya lo menciono Patricia Pérez Walters:

Dicho conjunto podría interpretarse de la siguiente manera: el régimen porfiriano cimentó la paz al vencer la inestabilidad y la guerra. Los elementos de la sociedad están cohesionados y balanceados gracias a la paz, pero en cualquier momento, pueden trastocarse y caer, entonces, a fin de preservar el equilibrio social, todo debe permanecer inalterado. Cabe mencionar que, no obstante el carácter simbólico del monumento, sorprende la carga sensual impresa por el escultor en la voluptuosa mujer que representa a la Paz, la cual pone en manifiesto el libre ejercicio de su suprema búsqueda estilística.

Arq. Salvador Covarrubias Alcocer

Fuente: Ecos y Bronces de la Paz Porfiriana

Un comentario en "El monumento a la Paz: el más entrañable ejemplo de la escultura Porfirista en la Ciudad de Guanajuato"

  • el noviembre 8, 2021 a las 10:25 pm
    Enlace permanente

    Como se llamó la mujer líen se inspiró el señor jesus Contreras

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *