El Noticioso era el periódico encargado de dar a conocer las tragedias ocurridas en las minas

En la década de los años 30 del siglo pasado algo muy recurrente o frecuente en los periódicos de Guanajuato capital como El Noticioso, era que publicaran noticias relacionadas con los accidentes que se presentaban al interior de las minas.

Un ejemplo de estos accidentes fue el publicado en la edición número 13 del mes de agosto de 1933, en el que la noticia principal del semanario aparece con el título: Buscón de oro que solo encontró la muerte. En subtítulo se señala: En el Mineral de Lourdes hubo otra víctima de la minería que parece insaciable de carne humana.

La noticia decía así: Ayer a las 11 de la mañana llegó a esta población en doliente procesión, un grupo de mineros del mineral de La Luz, trayendo un compañero que en vida llevó el nombre de Porfirio Copado.

Deben de haber sido como 15 operarios los que venían relevándose en su piadoso trabajo, pues como se sabe, el camino a aquel poblado es casi intransitable; traían el cadáver en angarillas, formadas con costillares, esto es, con troncos delgados de encino y también seguían a los cargadores los llorosos deudos del pobre minero.

Nos relatan los compañeros de Copado, que éste desde hace días tenía la idea entre ceja y ceja, de “un cielo” como de 30 metros de altura, donde ya había encontrado un filón argentífero que él tenía la seguridad que le proporcionaría un mendrugo de pan más para los suyos, más la muerte le acechaba, pues no bien empezó a dar los primeros barretazos, cuando la cama donde estaba parado, que él mismo había construido artificiosa y minuciosamente, cedió al peso del buscón, cuyo cuerpo, dicen los demás trabajadores, vimos dar volteretas en el aire como muñeco, hasta que se estrelló con horrible estrépito en el fondo de la labor.

Inmediatamente se suspendieron los trabajos y con ese silencio que sigue a los acontecimientos que precede a la muerte, el desventurado, ya inánime, fue recogido por los trabajadores, que lo transportaron a esta ciudad.

El señor delegado de La Luz vino a la cabeza del fúnebre cortejo. Uno de los mineros informó que no es el primer accidente que ocurre en aquel mineral, pero que no se reportan las desgracias y los heridos se van a curar a sus casas.

Urge una minuciosa inspección en el distrito minero de Guanajuato, ya que solo así se pueden asegurar o salvaguardar las vidas de nuestros operarios.

El cuerpo del griego Cafera fue rescatado

En el mismo número de El Noticioso, otra nota informa que se rescató el cuerpo de un minero que falleció en la mina de La Asunción, esta del mineral del Monte de San Nicolás, en un accidente, la inundación de la mina, en el que al parecer murieron otros obreros.

La nota señala: Al parecer el infeliz perforista escapó del agua pero murió asfixiado por los gases que se desprendieron en el interior de la mina La Asunción.

El viernes fue extraído de una de las labores inundadas en la mina La Asunción del Mineral de El Monte, que pertenece a la compañía Mexicana Minera y Explotadora El Amparo S.A., el cadáver, ya en estado de putrefacción del perforista griego Antonio Cafera, que fue una de las víctimas de la terrible hecatombe en la mina la semana pasada.

Según dicen los que descubrieron el cuerpo, este se encontró de pie, en actitud de pretender subir y las huellas que se encontraron, así como los signos que presentaba el cuerpo, parece que el agua no le llegó arriba de la cintura, escapando de morir ahogado por las aguas, sino que la muerte le fue originada por la asfixia producida por la falta de aire respirable y los gases desprendidos.

El cadáver fue traído, por los hermanos del desventurado Cafera, en un camión al Hospital General. Han seguido las pesquisas en busca de los demás cadáveres, pero se ha tropezado con dificultades, pues si bien se ha desaguado bastante la mina de la Asunción, los gases de que están llenos hacen difícil la exploración.

Fin de la nota.

Antonio Abúndiz Ramírez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *