Proyectó la última película el Cine Reforma en junio de 1992

A finales de 1919 comenzó la construcción del Teatro Cine Reforma, en 1920 fue inaugurado. Aquel día de su apertura, la explanada de la avenida Juárez estaba abarrotada. Empresarios, políticos y demás hacían fila en la taquilla para poder ver la película que daría inicio a una época dorada de entrenamiento en la ciudad.

El último gerente fue el señor Jorge Luis Méndez, el cine cerró definitivamente sus puertas en junio de 1992. Esta sala cinematográfica fue inaugurada durante la época en que todavía las películas eran mudas y en blanco y negro.
Se dice que llegaron a proyectarse filmes del cine mudo donde la mamá del ex alcalde Eduardo Knapp Aguilar, en sus años mozos tocaba el piano en el transcurso de las funciones.

Igualmente se sabe que hay fotografías antiguas donde puede observarse que la fachada simulaba ser la imagen de un gran radio, la cual posteriormente sería modificada y quedar como la conocieron varias generaciones.

En sus inicios había bancas de madera donde se sentaba el público, las cuales con el paso del tiempo cambiaron por butacas, permaneciendo en su sitio hasta que fueron quitadas cuando este lugar se transformaría en la actual tienda Del Sol en el año 2000.

De acuerdo a lo informado por los diarios El Nacional y AM de León de aquella época junto con el Cine Reforma, cerraron 12 salas en diferentes municipios, pertenecientes al Circuito Montes.

Las mencionadas salas cinematográficas estaban en Salamanca el Cine Rex y el Cine Juan Valle, en Celaya el Cine Encanto y el Cine Colonial, en Irapuato el Cine Rex y el Cine Irapuato, en Silao el Cine Montes, en León el Cine Galerías, el Cine Plaza y el Cine Madrid, en Valle de Santiago el Cine Montes y en San Miguel de Allende el Cine Aldama.

Originalmente se les había dicho a los empleados que el Cine Reforma cerraría el 31 de mayo de 1992, sin embargo dicho acontecimiento tendría verificativo el 10 de junio al ser liquidados 134 trabajadores de los 13 cines que operaba el Circuito Montes dentro de nuestra entidad, a quienes se les entregaron mil 977 millones de pesos de aquel entonces.

Las principales causas que provocaron esta desaparición fueron la competencia de las videocaseteras, la inadecuada programación de las películas en las carteleras y los costos de operación y mantenimiento, por lo que muchas personas paulatinamente dejaron de asistir estos recintos para ver películas sin necesidad de salir de sus casas.

Aunque existían las excepciones, cada miércoles, pues en esa ocasión en el cine con el mismo boleto, la gente podía presenciar la proyección de 3 cintas.

Cabe mencionar que el inmueble del Cine Reforma en diversas ocasiones fue utilizado para la presentación de espectáculos de las caravanas artísticas organizadas por la cervecería Corona, donde se presentaban grupos musicales, cómicos, cantantes e ilusionistas, también ahí se presentaría el hipnotista Horus Sol y Mar.

Durante una época estuvieron proyectando cintas traídas del extranjero cargadas de todo tipo de morbosidades sexuales, a las cuales les llamaban funciones de media noche, como es de esperarse se llenaba, siendo los principales espectadores los jóvenes, adolescentes y alguno que otro adulto descarriado.

Otra de las características del Cine Reforma, fueron las matinés, a las que todos los domingos asistían los niños, ya que los filmes infantiles. Así mismo en términos generales podría decirse que el Cine Reforma frecuentemente tuvo predilección por las películas mexicanas populacheras, en consecuencia para muchos guanajuatenses constituía la sala preferida de las clases sociales de bajos ingresos económicos.

También tenía una dulcería donde se podían adquirir refrescos, palomitas, dulces, chocolates y otras golosinas antes de iniciar las funciones o durante los intermedios entre una película y otra, las cuales constantemente eran precedidas por anuncios publicitarios de los comercios de la localidad, cortos de tinte cómico y pequeños fragmentos de las cintas que pronto serían vistas en la pantalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *