San Fernando en la historia de los barrios de Guanajuato

Dentro de las actividades auspiciadas por la Dirección de Municipal de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, la Universidad de Guanajuato y el Colegio de Arquitectos de la localidad, denominadas Los Barrios de Guanajuato y su Patrimonio Cultural que en esta ocasión le correspondió a la zona de San Fernando, San Roque y áreas circundantes.

Un pasado colonial

El historiador José Luis Lara Valdés indicó que originalmente pertenecía la Hacienda de Beneficio de Cervera, existía el templo y cementerio de San Roque, pero no la plaza de San Fernando, pues ahí había un solar donde estuvieron unos hornos utilizados para procesar minerales que contenían metales preciosos y al otro lado de la Avenida Juárez.

Hacia 1750 el español José Rozuela elaboró un mapa de Guanajuato y recomendaría a las autoridades elevar el nivel de la ciudad para evitar las inundaciones provocadas por los desbordes del río del mismo nombre.

Estos desbordes del río afectaban en tiempos de lluvias, sin embargo, esto se realizaría solamente hasta 1780 después de una catastrófica inundación. Igualmente especificó que a finales del siglo VIII el intendente Juan Antonio de Riaño y Bárcena comenzaría a dividir a Guanajuato Capital en cuarteles y barrios. El presbítero Lucio Marmolejo a mediados del siglo XIX haría algo similar pero ahora en cuarteles y manzanas, realizando de esta manera el primer plano catastral del área urbana y algunas comunidades aledañas de nuestro municipio.

Un tianguis

Mientras que el arquitecto Salvador Flores Fonseca hizo una remembranza de lo más importante acontecido dentro de esta zona de Guanajuato Capital a partir del año de 1950, entre lo cual resaltó la existencia de un tianguis en San Fernando, San Roque y callejones circundantes, donde comerciantes de las comunidades rurales del municipio de Guanajuato y de los municipios de León, Silao e Irapuato, vendían frutas, verduras, alfarería, fierros viejos, ropa, cerámica y por las noches se ponían puestos en los cuales los estudiantes y el público en general podían cenar a precios muy económicos.
Desalojo violento

No obstante, lamentó que esos comerciantes hayan sido desalojados violentamente, sin previo aviso y sus principales dirigentes encarcelados durante 1971, acciones llevadas a cabo por elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado quienes contaron con el apoyo de las autoridades municipales, estando como gobernador y alcalde de Guanajuato, Manuel M. Moreno y Ernesto Castañares respectivamente.

Escuela demolida

Precisó que además en la plaza de San Fernando estaba localizado un plantel educativo el cual originalmente fue el kínder Luis I. Rodríguez y más tarde se transformaría en la Escuela Primaria Justo Sierra, edificio que, igualmente sería demolido, pero en 1972 casi al mismo tiempo que el referido desalojo.

Atribuyó ambas cosas a obscuros intereses mercantilistas (la desaparición del aludido tianguis en 1971) y a un controvertido proyecto de modernidad (la demolición de la mencionada escuela primaria durante 1972) debido a la celebración del primer Festival Internacional Cervantino.

Trabajos de restauración

Enseguida, el arquitecto Héctor Bravo Galván dio a conocer los trabajos de restauración efectuados en el Templo de San Roque, en el que han participado de una forma muy importante los vecinos con la mano de obra y las autoridades estatales y federales quienes han aportado los recursos económicos necesarios para realizar tales acciones.

Vivencias de vecinos

Después la señora Lucila Rodríguez Herrera externó sus vivencias como encargada del templo de San Roque, a donde llegó en 1970 inicialmente como cargadora de imágenes religiosas en andas durante las festividades religiosas.
Posteriormente, Héctor Villegas Gasca vecino de este lugar describió con detalle el interior de la Escuela Justo Sierra antes de ser demolida la cual contaba con 6 salones, un pasillo de madera, un patio, una fuente y un árbol muy grande, recordaría también algunas de las películas que fueron filmadas en San Fernando y San Roque entre ellas: El miedo no anda en burro, Las momias de Guanajuato, El Santo Oficio, La llorona y Juan sin miedo, entre otras.
En este evento estuvieron presentes el ingeniero Juan Carlos Delgado Zárate, titular de la Dirección de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, la arquitecta Ileana Briseño Ramírez del Colegio de Arquitectos de Guanajuato Capital y representantes del Colegio de Arquitectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *