Se encuentran en Lagos de Moreno los  restos del mártir romano San Hermión

Se encuentran en Lagos de Moreno los restos del mártir romano San Hermión

octubre 23, 2018 Off By

A pesar de ser un tema sobre el que aún hace falta mucha investigación, los corposantos han tenido una importante papel en la tradición católica de nuestro país. A través de la figura simbólica del mártir, han sido usados por la iglesia como instrumento para la veneración a los santos catacumbales y para reforzar su lugar en aquellas poblaciones en donde la fé protestante le ha restado presencia.
Uno de los corpi santi (cuerpo santo) más notables en México es el de San Hermión, que presenta a un joven mártir con vestiduras romanas, creado durante el pontificado del Papa Pío VI y de cuyo estilo solo se conocen 50 piezas similares, de las cuales 45 están en Europa y 5 en México.
Se encuentra en Lagos de Moreno, Jalisco, dentro de la parroquia de la Asunción, que destaca por tener las torres más altas en el estado. Es aquí donde se guardan las reliquias de San Hermión, de quien se sabe poco, pero esfuerzos por reconstruir su historia nos dicen que fue un soldado romano que murió por profesar la fé católica en el siglo III.
De sus restos extraídos de las Catacumbas de Santa Ciriaca, se reconstruyó su imagen en una figura de cera que yace dentro de una urna metálica con paredes de cristal. En su cabeza se nota una corona de flores, mientras que su mano izquierda sujeta una simbólica palma, la cual representa su victoria martirial. Dentro de la urna también se puede apreciar un casco romano, colocado a sus pies, mientras que a la derecha de su rostro, se encuentra una copa que posee el vas sanguinis, que es signo de que esta persona padeció y murió por Cristo.
San Hermión llegó a tierras mexicanas tras la petición del Padre Pedro Márquez de Jesús, nacido en San Juan de los Lagos, quien pidió al Papa Pío VI que donara las reliquias a esta población. Llegando al puerto de Veracruz en 1791 desde donde fue trasladado a Lagos de Moreno. Un año más tarde, el Obispo de Guadalajara otorgó al cura de esta localidad que se celebrara a San Hermión el 28 de febrero.
Durante años, se ha debatido si el corposanto solo es un cuerpo de cera que contiene las reliquias romanas asociadas a este santo, o si en verdad la figura posee los restos humanos de este mártir. El debate por fin terminó este año gracias a la investigación de un grupo de especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que ha confirmado que, en efecto, el relicario contiene numerosos restos óseos, existiendo una alta probabilidad de que se preserve la osamenta completa.
El grupo de expertos, liderado por Gabriela Sánchez Reyes, examinó esta pieza usando tecnología no invasiva lo cual resulta un aspecto innovador en el mundo. Este estudio se llevó a cabo en caso de una posible restauración, revelando que la figura de cera aloja el cráneo, los huesos largos e incluso costillas, coladas en posición anatómica. Para esto, los especialistas tomaron placas radiográficas con un equipo portátil y aplicaron técnicas de registro tridimensional superficial, lo cual permitió conocer el interior de estos bienes patrimoniales sin comprometer su estado de conservación, así como recabar información precisa de sus materiales y su estructura.
Cabe destacar que la mayoría de los mártires de catacumba son anónimos y sólo se identifican por los signos de martirio. Así mismo, hay algunos de los que solo se conservan cráneos o algunos huesos específicos, lo cual hace que el caso de San Hermión sea aún más único y tenga un gran valor cultural e histórico. A pesar de que el caso de este mártir está documentado, los expertos ya se encuentran buscando entre los archivos romanos y del vaticano para conocer aún más sobre esta curiosa figura.
A raíz de esta investigación, se pretende estudiar a profundidad la antropología física de los huesos encontrados, así como recrear el rostro del relicario a partir del registro 3D y del análisis de sus materiales. Resultados que se prevé, se documenten y expongan en una publicación futura para conocer quién fue y cómo fue San Hermión mártir en la época en la que vivio, hace 1700 años.
Por su parte, el altar donde se encuentra el relicario, está la parte poniente de la nave parroquial, lugar donde se le rinde culto y es venerado por los habitantes de Lagos, quienes van a pedirle favores o regresan a agradecerle. Cada año, durante el día de su celebración, se coloca una escalinata de madera para que los feligreses puedan ver de cerca las reliquias y apreciar esta figura milenaria que tiene un valor cultural y religioso incalculable.